Consejos sobre cortinascintas de velcro para cortinas

Confeccionar los complementos textiles para tu hogar no es sinónimo de pasarte horas cosiendo. Basta que conozcas estos 4 usos de las cintas de velcro para cortinas para convencerte y, lo que es mejor, darle rienda suelta a tu imaginación. ¡Redecora tus ventanas en un tiempo récord!

Si no tienes ya en casa cintas de velcro para cortinas, no pierdas ni un segundo en hacerte con un buen aprovisionamiento. De todas las variantes posibles: las fruncidas, las afelpadas, las de fantasía… Porque te servirán para dar un aire nuevo a tus cortinas en unos minutos.

Cintas de velcro para cortinas en espacios imposibles

Probablemente, este sea el uso más conocido de las cintas de velcro para cortinas. Algo tan práctico como sencillo. La solución perfecta para esas ventanas o puertas donde no se puede colocar una barra para colgar cortinas. O, simplemente, porque no te apetece hacer agujeros en la pared.

Pegas una parte de la cinta sobre el marco de la ventana, la pared o el soporte en el que quieras instalar la cortina. La otra mitad, la pegas en la parte superior de la tela y… ¡ya está! Las únicas precauciones que debes tomar son medir bien la longitud de velcro que necesitas. Y, por otro, asegúrate de elegir un tejido ligero para que resista bien sujeta.

Creando tus propios estores y paneles japoneses

Una versión más creativa de las aplicaciones de las cintas de velcro para cortinas. Aunque, la dificultad es la misma, ¡ninguna! La única diferencia es que, además de colocar el velcro en la parte superior, tienes que poner hacerlo en el margen inferior para colocar la barra que hace de sobrepeso.

Es un sistema mucho más cómodo que el dobladillo convencional que va cosido. Para lavar tus estores o paneles sólo tienes que despegar, sacar la barra y meter en la lavadora. Evitas tener que descoser cada vez que haces limpieza.

Decora con cintas de velcro para cortinas

Te dejamos una idea original para la decoración de tu vivienda con las cintas de velcro para cortinas como protagonistas.Convierte cualquier rincón en un espacio de almacenaje sin necesidad de instalar una puerta para ocultar lo que guardas dentro. La chimenea que no enciendes nunca, el hueco de la escalera, la parte inferior del fregadero… Elige una tela que te guste, una buena cinta de velcro y verás enseguida los resultados.

Mosquiteras exclusivas

No tienes por qué resignarte a ver esas antiestéticas mosquiteras grises tapando tus ventanas durante todo el verano. Crea divertidas variantes con telas de rejilla o tules en tus colores preferidos. Usa las cintas de velcro para cortinas como sistema de sujección por los 4 márgenes de la ventana y disfruta del juego de luz que conseguirás, sin la visita de molestos insectos en tu hogar.

Imposible no sentir la tentación de poner en práctica todos y cada uno de estos 4 usos de las cintas de velcro para cortinas. Es increíble la utilidad de un elemento tan sencillo y barato. No te quedarás aquí, ¡se te van a ocurrir tus propias aplicaciones!