Sin categoríaborla decorativa

Pequeños elementos que llevan toda la vida con nosotros, en los que no habías reparado y que, ahora, con la esta omnipresente tendencia vintage están recobrando protagonismo. Un ejemplo muy claro es el de la borla decorativa como motivo principal de decoración. Si no te habías percatado de su resurgir, ¡no te pierdas estas claves!

Es verdad que una borla decorativa tiene múltiples aplicaciones ornamentales: incorporada a tus bolsos, ropa, fulares, colgantes… En esta ocasión, ponemos el foco de atención exclusivamente en su valor decorativo en tu hogar. Es impresionante lo que se puede conseguir con unas piezas tan sencillas.

Sus principales aplicaciones en decoración

Más de uno compartimos esa imagen de nuestra infancia en la que la borla decorativa se ponía en las cortinas de estilo más tradicional. ¿Te cuesta liberarte de ese aire antiguo y poco atractivo que relacionas con las borlas? Estas propuestas te harán cambiar de opinión:

  1. Elaborar guirnaldas. Sorprende a los invitados a tu fiesta decorando paredes y marcos con guirnaldas hechas con borlas. Las combinaciones de materiales, tamaños o colores… las dejamos a tu imaginación
  2. La borla decorativa incorporada a los textiles de tu hogar. Las posibilidades son infinitas: en las colchas, cojines o manteles, incluso en las toallas. Y variables, tantas como quieras, desde coser muchas borlas de tamaño pequeño por todo el borde a poner sólo una grande en cada esquina. Si buscas un efecto más vanguardista, apuesta por materiales sorprendentes (metálicos o plásticos) y combinando distintos tonos. Si te apetece algo más elegante, elige borlas de hilo de seda o terciopelo u otros tejidos de calidad.
  3. Para sujetar tus cortinas. Es un clásico de los usos de la borla decorativa. Pero, puedes darle una vuelta y crear tus propios diseños con mezclas tan sugerentes y originales como se te ocurran: borlas a las que añades abalorios brillantes, sujetas a cordones de cuero o cadenas de metal, son sólo algunas posibilidades.
  4. Colgantes para pomos y cerraduras de tus muebles. La forma más fácil de tener siempre a mano la llave de la alacena o de tu armario es que esté siempre puesta en su cerradura. Esta práctica idea puede dejar de ser aburrida. Basta con que fabriques tus propios diseños usando una borla decorativa o más junto a otros elementos.

Por qué utilizar la borla decorativa

A modo de resumen simplificado de las ventajas del uso de la borla decorativa frente a otras opciones ornamentales, te dejamos estas tres, a las que tú puedes añadir alguna más sin duda:

  • Su precio. Las borlas son muy baratas, incluso cuando están hechas de materiales nobles.
  • No tendrás tiempo de cansarte. Precisamente porque es muy fácil y asequible comprar borlas decorativas, las cambiarás y sustituirás cada vez que te apetezca.
  • Versatilidad. No hay un modelo único de borla decorativa. Hay tantos como estilos y gustos personales. Imposible que no encuentres la que encaja con el aire que quieres darle a tu hogar.

Seguro que pensabas que era una exageración hablar de la borla decorativa como motivo principal de decoración. No sólo has visto que es posible, es más que probable que te hayas puesto manos a la obra. ¡Experimenta tus propias ideas!