Consejos sobre cortinascortinas de verano

Nadie se cuestiona su valor decorativo. Pero, además, reivindicamos el papel de los distintos tipos de cortinas de verano para tu hogar como instrumento para combatir el calor. ¡Puedes rebajar más del 30% de la temperatura! Un verano más fresco, ahorrando en la factura del aire acondicionado, sin renunciar a la elegancia y ese toque chic. ¿No te lo crees? Toma buena nota de estas ideas y tus cortinas de verano serán las protagonistas de tu casa los próximos meses.

Con la llegada del calor, toca hacer algunas modificaciones en nuestra vivienda. No sólo el inevitable cambio de temporada de los armarios. Igual de importante es transformar la casa para dar la bienvenida al buen tiempo. ¡Deja que se inunde de luz!

Elegir el tejido de las cortinas de verano

Ya estás preparada para descolgar y guardar las confortables cortinas que os han proporcionado calidez durante los meses fríos. Pero, ¿con qué las sustituimos? En el mercado hay una oferta casi infinita de texturas y diseños en telas de cortinas. Si necesitas ayuda para no perderte entre tanta variedad, selecciona atendiendo a estas tres claves:

  1. Tipo de tejido. La apuesta es clara, en cortinas de verano lo que prima son los géneros ligeros, translúcidos y vaporosos. Ver como se mecen al compás de la brisa no sólo tiene un efecto relajante, ayuda a dispersar el aire caliente. Lino y algodón marcan la diferencia. Aportan frescura y resistencia frente a la incidencia de los rayos del sol. El inconveniente es su delicado mantenimiento. No renuncies a las composiciones mixtas. En la actualidad están muy conseguidas y aúnan las mejores ventajas de los tejidos naturales y de los artificiales.
  2. Diseño de la tela. Estampados o lisos, sólo hay una línea roja, nada de colores oscuros. Si necesitas atenuar la luz, elige tramas más tupidas pero manteniendo las gamas pasteles o neutras. Tampoco se trata de quedarse anclada en el blanco y similares. Amarillos, anaranjados, azules y verdes son colores perfectos para la época estival. Potencian y distribuyen la luminosidad. Si te van los ambientes modernos y funcionales, no te olvides de grises y cobrizos.
  3. Tu gusto personal. Dejarse asesorar por profesionales del interiorismo es una excelente idea. Pero, el objetivo siempre es cumplir la máxima de “hogar dulce hogar”. Puede ser la tendencia indiscutible en estampado o estilo de cortinas de verano, si to te convence, no la pongas en tu casa. Así de contundente es nuestro consejo en este sentido.

Consejos finales

Ni un segundo que perder, ni un rayo de luz que desperdiciar. Es el momento de ceder el protagonismo del hogar a ventanas, claraboyas y vidrieras. Adornarlas y potenciarlas, siempre teniendo en cuenta su orientación y la cantidad de sol que entra.

Por cierto, para optimizar el aislamiento que proporciona cualquiera de los tipos de cortinas de verano para tu hogar, no olvides que su ubicación ideal es lo más cerca posible de la ventana y dejando que cuelguen hasta tapar el alféizar. Y, por encima de cualquier moda, los visillos siguen siendo una opción perfecta